La Veintitrés

Así quedará el nuevo sistema pensional del país (Primera Parte)

Imágenes elaboradas con IA
Compartir en redes sociales

Colombia se apresta para poner en marcha una transformación total en su sistema pensional en medio de la polémicas frente al trámite final en la Cámara de Representantes, que votó sin discusión el proyecto tal como llego del Senado de la República; de advertencias de los gremios económicos acerca de la viabilidad financiera de la reforma,  y de anuncios de demandas de inconstitucionalidad por parte de la oposición. 

Frente a ese paisaje, sin embargo, hay una realidad y es que una vez el Presidente de la República Gustavo Petro sancione la nueva ley, habrá un año de transición para que se pongan en marcha todo un revolcón, en un proceso de transición que también es blanco de las críticas.

La trasformación empieza por la forma como operará el nuevo sistema de pensiones, pues elimina la competencia entre  la Administradora Colombiana de Pensiones, Colpensiones, y los Fondos Privados de Pensiones, pues ambos se complmentarán porque desaparecen las diferencias de acceso tanto a una como a los otros

Un hecho claro es que las normas aprobadas no afecta la edad para obtener la pensión y, de ninguna manera a los colombianos pensionados en la actualidad. Tampoco los que aun sin pensionarse han cotizado más de 750 semanas, para el caso de las mujeres, y 900 semanas, para los hombres. Pero a partir del próximo año los nuevos cotizantes aportarán para su pensión al fondo público (Colpensiones) si sus ingresos son hasta 2,3 salarios mínimos (umbral de cotización); de ahí en adelante el ahorro será en los fondos privados.

Los cambios al sistema pensional se materializarán sobre tres pilares:

  1. Pilar Solidario: Habrá una pago en dinero a adultos mayores vulnerables, en condiciones de pobreza, que nunca cotizaron en su vida, esquema que no dependen de ninguno de los fondos, ni el público ni el privado.
  • Pilar semicontibutivo: Recoge a las personas en informalidad y que aunque no reunen los requisitos para acceder a una pension, han sido cotizantes. Estos tendrán una renta vitalicia correspondiente al dinero que ahorrado  mas un subsidio del 20% para los hombres y del 30% para las mujeres. 
  • Pilar contributivo: Aquí entran los que cotizan regularmente para pensión que, como ya lo explicamos, con aportes por ingresos de hasta 2,3 salarios mínimos, lo que hoy son más o menos 2,9 millones de pesos, estarán  en Colpensiones. Si sus ingresos son mayores, el resto de la cotización estará en el fondo privado que escojan libremente.

La tasa de cotización continuará en el 16%, correspondiente a un 12% del emplador y un 4% del afiliado. Sin modificaciones también quedaron iguales el número de semanas cotizadas en Colpensiones, que es de 1.300, y l porcentaje de la mesada que estará entre el 65%  80% del promedio de ingresos en los últimos diez años. 

En las mujeres las semanas de cotización bajarán 50 semanas por cada hijo hasta llegar a tres. Entre tanto, el dinero que entrará a Compensiones por concepto de las cotizaciones, lo manejará el Banco de la República

Un nuevo jugador: el Banco de la República

Uno de los temas que más debat suscitó fue la forma como los recursos que ingresan por la cotización de los colombianos para acceder a la pensión, estuvieran asegurados y no se utilizaran para otros fines.  Es por ello que la nueva ley aprobada en el Congreso de la Repúbica y lista para sanción presidencial estableció que esos dineros los administrará el Banco de la República. 

Lo que se llamará el Fondo de Ahorro del Pilar Contributivo se usará exclusivamente para pagar las pensiones de los cotizantes. Es decir, no se destinarán para objetivos diferentes.

Apoyo a los vulnerables

La política pública que en el pasado reciente dio origen a programas como Colombia Mayor  quedó en parte plasmada en la nuva reforma pensional con el establecimiento del llamado Pilar Solidario. Los vulnerables en edad de pension pero sin ella ya no recibirán 80 mil 223 pesos al mes, sino 223 mil pesos. 

Además, el número de beneficiarios pasará de 1,7 millones a 2,5 millones.

En cuanto al Pilar Semicontributivo, también se avanza en la política pública, antes inspirada en los BEPS, Benficios Económicos Periódicos, y se pasa a una renta vitalicia.  Los neneficiarios son las personas que aunque ahorraron no alcanzaron el número de semanas para acceder a la cotización.

La renta vitalicia tendrá como base el monto de las cotizaciones entre 300 y 1000 semanas. 

sos/

Sigue leyendo