La Veintitrés

¿Dónde están los 40.000 mil millones de pesos?

Compartir en redes sociales

Todo indica que el escándalo por la pérdida de 40 mil millones de pesos que le entregaron al contratista de la PTAR para hacer una obra que ni siquiera comenzó a ejecutar, es de una magnitud mayor a la que actualmente se conoce. Lo nuevo ahora es que la aseguradora se niega a reconocer y por consiguiente a restituir dinero alguno. Entre tanto, el mismo Presidente de la República y la Ministra de Vivienda, al igual que los manizaleños, se siguen preguntando ¿dónde está la plata?, mientras crece la expectativa por conocer el resultado de las averiguaciones que desde Bogotá realiza la Contraloría General de la República, con la esperanza de que empiece a hacer señalamientos fiscales y penales por las conductas que derivaron en este fiasco.

Hace poco más de cuatro años, la campaña a la Alcaldía de Manizales del entonces candidato Carlos Mario Marín Correa, tuvo entre sus caballitos de batalla cuestionar un contrato que estaba ya suscrito para la Construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Los Cámbulos. Ya elegido, el nuevo gobernante concentró sus esfuerzos en deshacer el contrato existente para abrir una nueva licitación que finalmente fue adjudicada al mismo contratista inicial. Y lo que fue en ese momento una forma de garantizar electores cuestionando a los rivales políticos que habían avanzado con el tema, tiene hoy en serios aprietos a esa administración, ninguno de cuyos miembros explica hoy qué fue lo que pasó ni donde fueron a parar los 40 mil millones de pesos que alegremente entregaron como anticipo al contratista. .

El tema de la PTAR Los Cambulos volvió a ser protagonista hoy en el Concejo de Manizales, donde se discute el proyecto con el que la administración del alcalde Jorge Eduardo Rojas, aprueba la compra a la administración municipal, de los terrenos donde se va a adelantar el proyecto, que son propiedad de Aguas de Manizales, para dar un poco de alivio económico a la empresa de servicios públicos, sumida hoy en la más grande crisis de su historia, por cuenta del endeudamiento para sacar adelante el fallido proyecto.

Los antecedentes

El proyecto ‘Saneamiento Cuenca del río Chinchiná, municipios de Manizales y Villa María’, el mismo que se conoce en Manizales como el de la PTAR Los Cámbulos, fue aprobado por el Ministerio de Vivienda el 19 de junio de 2019. Fue entonces cuando es despacho suscribió el Convenio de Uso de Recursos No. 621 de 2019 con el municipio de Manizales, la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) y la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios Aguas de Manizales (ejecutor del proyecto).

Para el desarrollo de la obra, la Nación aportó $69.948 millones de pesos, el 48% del total del proyecto, de los cuales $42.792 millones provenían de un crédito suscrito con el Banco de Desarrollo Alemán, KFW. Fue en mayo de 2022 cuando se desembolsó el anticipo pactado de 39.908 millones de pesos, el 30% del valor total del contrato, para el cual la nación aportó el 98%

Ese mismo año, el Ministerio de Vivienda comenzó a evidenciar atrasos en la obra y le pidió a Aguas de Manizales la elaboración de un plan de contingencia que garantizara el cumplimiento del contrato en los tiempos establecidos. En ese mismo pronunciamiento, exigió informes continuos de la inversión del anticipo. La desatención de estos requerimientos llevó a que el Ministerio de Vivienda denunciara en mayo del año pasado ante Contraloría General de la República, Fiscalía General de la Nación y Procuraduría General de la Nación, lo que estaba sucediendo.

Ante las denuncias, la Procuraduría y la Contraloría convocaron visitas y mesas de trabajo en mayo, junio, y septiembre de 2023 y febrero de 2024, con la participación activa del Ministerio de Vivienda, para avanzar en la investigación que se abrió para esclarecer la situación.

Solamente en octubre de 2023 la administración Marín Correa volvió a aparecer en la escena y a través de Aguas de Manizales inicio gestión para siniestrar la póliza de amparo del anticipo, procedimiento que concluyó el 22 de diciembre, a nueve días de terminar su mandato, con la notificación al contratista Fypasa de la terminación del contrato por el incumplimiento de las obligaciones contractuales. Y aunque Aguas de Manizales envió el 19 de diciembre pasado un informe final del anticipo avalado por la interventora, el Ministerio de Vivienda advirtió inconsistencias y presuntas irregularidades que entraron también a formar parte de las investigaciones de los entes de control .

El Debate en el Concejo

Uno de los más duros críticos de este proceso ha sido el concejal Julián García, “el politólogo”, quien ha venido buscando respuestas, “La PTAR lleva varios debates, nosotros hemos liderado algunos de ellos, por supuesto ya salió la ministra y el presidente a decir que se perdieron $ 40.000 millones, y hoy esas personas que acompañaron la administración pasada, salen a sacar el cuerpo, a decir no, no, no, no, yo ya no voy a responder por eso, no tengo nada que ver. Nosotros hicimos varias preguntas alrededor del tema de Aguas de Manizales, ¿cuáles eran esas preguntas o alrededor de qué? De saber cómo fue que Carlos Mario y su administración, creció la planta en esa empresa que hoy tiene unos problemas financieros muy serios; hicimos esa pregunta justamente para empezar a atar cabos, para ayudar justamente en el propósito de que la misma gente de Carlos Mario Marín que estuvo involucrada con la catástrofe de la PTAR, no sea hoy la que esté tomando esas decisiones. Esa solicitud la hicimos el 22 de enero de este año, no nos habían entregado la respuesta, hoy lo volvimos a solicitar a Aguas de Manizales que nos entregue esa respuesta, porque no es para mí, es para la ciudadanía que hoy se sigue preguntando qué va a pasar con la PTAR, cómo va a funcionar, cuál es el proceso administrativo que está llevando Aguas de Manizales, y esas son preguntas puntuales que nosotros tenemos que salir a responder, porque si no, entonces la comunidad va a seguir sin respuestas, nosotros aquí no vamos a tener la información necesaria para hacer el control político, y entonces que sigamos sin tener las respuestas necesarias, por eso justamente en nuestra intervención de hoy hicimos de nuevo esas peticiones, y esperamos que para antes del segundo debate, tengamos esas respuestas y la podamos compartir con la ciudadanía”.

Aguas de Manizales.

Como ejecutora del proyecto la empresa Aguas de Manizales fue recibida por la nueva administración municipal sumida en una crisis económica y financiera, pero además haciendo frente a las posibles responsabilidades que probablemente se van a derivar de las irregularidades presentadas con el desarrollo del contrato de la PTAR. Para comenzar, la misma Contraloría reveló que ya encontró allí hallazgos fiscales. El Gerente de la entidad Jorge Eliecer Rivillas expresó que “al momento nos encontramos finalizando la tasación de los perjuicios de cara a interponer la demanda correspondiente ante la aseguradora y el contratista, no solo por la reclamación del anticipo, sino también por el incumplimiento y los perjuicios causados de acuerdo con los contratos adelantados. Esperamos que entre el mes de junio y julio podamos presentar las demandas correspondientes”.

En la Lupa de la Contraloría

El contralor de Manizales, Iván Darío Delgado indicó que su entidad no es la responsable de esta investigación, “es necesario nuevamente manifestar que este es un proceso que es de competencia de la Contraloría General de la República, esta entidad es la competente debido al origen de los recursos de los 40.000 millones de pesos, desafortunadamente esta es una situación de carácter técnico legal, que algunas personas quieren omitir para su beneficio propio o en su defecto que no conocen, por eso aprovecho estos espacios para aclarar, que esta competencia es de la Contraloría General de la República entidad diferente a la Contraloría General de Manizales y que tengo conocimiento como funcionario público y como ciudadano, que ya viene adelantando las medidas respectivas, ya iniciaron los procesos correspondientes, toda vez que son ellos los encargados de tramitar dicha situación”.

Sigue leyendo