La Veintitrés

Stefanía Gómez Hurtado, la olímpica, orgullo caldense y colombiano

Compartir en redes sociales

La nadadora manzaleña de 22 años cumplirá en unos días su sueño de estar en unos Juegos Olímpicos. Será la única deportista del departamento de Caldas en competir en el máximo evento deportivo universal

La Veintitrés dialogó con la atleta más destacada de los últimos tiempos en Manizales y Caldas, y una de las promesas de la natación colombiana. Aquí su vida, su historia y el proceso que la llevó a estar en los Juegos Olímpicos de París 2024

Por Germán Mejía Gallo y Samuel Salazar Nieto

Lo que hace cinco años no era más que un sueño, “estar en los Juegos Olímpicos”, para Stefanía Gómez Hurtado es hoy una realidad.  Para esa época, era una chiquilla que sorprendía a pesar de su corta edad con sus marcas y resultados y que pasaba a la historia al convertirse en la deportista que logró, después de 33 años de sequía, una medalla en unos juegos nacionales para el departamento de Caldas en el deporte de la natación. 

Ya en ese momento no paraba de sobresalir y ganar en cada competencia que afrontaba y lo que comenzó cuando cumplió cinco años porque  sus padres, Jorge Gómez y María Hurtado, decidieron ingresarla a clases de natación en la piscina de la Universidad Católica de Manizales, la ha mantenido por un camino de éxito y progreso  que hacen hoy de ella la atleta más sobresaliente del recambio de la natación en Colombia y la tiene a escasos días de su debut en los Juegos Olímpicos de París. 

A mí siempre me gustó la piscina,  desde pequeñita mis papás me llevaban a La Rochela y me encantaba estar en el agua, salpicar el agua”, afirma Stefanía en entrevista con La Veintitrés, en la que nos relató detalles de su vida y experiencia como nadadora, deporte en el que definitivamente se quedó tras intentar también en el patinaje, “pero me caía y me ponía a llorar”, y probar suerte como porrista, actividad que tampoco le agradó porque aunque “quería ser la que daba volteretas y subían”, tenía que permanecer en la base de la pirámide porque era más alta que las otras niñas. 

Por recomendación de sus primeros instructores que rápidamente descubrieron sus habilidades,  a los siete años ya las clases las comenzó a tomar con una entrenadora y en la piscina del Bosque Popular El Prado, la que tampoco demoró en contactarla con la  Liga de Natación.  

Vea aqui : Entrevista con Stefanía Gómez Hurtado en La Veintitrés

Stefanía Gómez Hurtado, quien  nació el 15 de abril de 2002 en Manizales, comenzó a entrenar en serio desde los siete años  y desde ese momento  se destacó en competiciones escolares, mostrando no solo talento sino también una impresionante ética de trabajo. Durante su etapa en la escuela secundaria, participó en numerosos juegos intercolegiados, donde ganó múltiples medallas en diversas disciplinas de natación. Su especialidad en los estilos mariposa y libre la hizo destacar entre sus pares, lo que la llevó a competir en torneos juveniles nacionales e internacionales.

A los 14 años, Stefanía fue seleccionada para representar a Colombia en los Juegos Suramericanos de la Juventud, donde obtuvo su primera medalla de oro en los 100 metros mariposa. Este logro marcó el comienzo de su prometedora carrera . Y a los 17, participó en los Jugos Panamericanos Junior de Cali y pasó a competir en mayores después de su cumplir una destacada actuación en los Juegos Suramericanos Juveniles en Rosario, Argentina, a los que había clasificado desde 2018 y que debieron realizarse en 2022 debido a la pandemia. 

El ciclo olímpico

Desde que comenzó su ciclo olímpico, Stefanía ha sido una fuerza dominante en la piscina. En los Juegos Bolivarianos de 2017, ganó tres medallas de oro en 100 metros pecho, 200 metros libres y en el relevo 4×100 metros combinado. Este desempeño le aseguró un lugar en el equipo nacional para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2018, donde continuó su racha ganadora con dos medallas de oro y una de plata.

En 2019, durante los Juegos Panamericanos en Lima, Stefanía se posicionó como una de las mejores nadadoras del continente al ganar una medalla de bronce en los 200 metros pecho, compitiendo contra algunas de las mejores nadadoras del mundo.

Su participación en el Campeonato Mundial de Natación en 2021 fue un hito en su carrera, ya que logró avanzar hasta las semifinales en los 100 metros pecho, estableciendo un nuevo récord nacional.

También obtuvo el año pasado  medalla de oro en la prueba de los 100 metros pecho de natación, siendo récord nacional, en los Centroamericanos y del Caribe de San salvador, donde además ganó bronce  en los 50 metros pecho y en 200 combinados. 

En los Juegos Bolivarianos de 2023 en Valledupar, logró cuatro medallas de oro (100 m pecho, 4×100 y 4×200 m libres relevos y 4×100 combinados relevos) y una de plata (4×100 relevos mixtos).

Stefanía Gómez fue la  gran figura de Caldas en los pasados Juegos Nacionales del Eje Cafetero al obtener tres medallas de oro y una de plata, y convertirse en la reina colombiana de los 50, 100 y 200 metros pecho. 

Un cambio inesperado

Aunque Stefanía inicialmente se destacó en los estilos libre y combinado, fue en la modalidad de pecho donde encontró su verdadera vocación.

“Hasta más o menos el 2022 yo entrenaba solo libre y combinado que siempre lo tuve ahí como escondidito. Hice mucho libre, la verdad es que nunca pensé que yo fuera a terminar siendo pechista; pero un día  mi entrenador actual César Delgado dijo que íbamos a competir el 100 pecho en una competencia para que yo tuviera la confianza de competir bien el 200 combinado. Entonces lo hice y la verdad es que salió increíblemente bien, él no se lo esperaba y yo tampoco,  y ese día estuve a dos segundos del récord nacional.  Por la noche repetí la prueba y quedé a un segundo del récord, quedamos contentísimos con eso y decidimos que íbamos a enfocarnos en esa modalidad”, relata la campeona en su charla con La Veintitrés

Su entrenador, César Delgado, al notar su excelente técnica y eficiencia en este estilo, le sugirió que se enfocara en perfeccionar el estilo pecho. La biomecánica de Stefanía, con una notable flexibilidad en los tobillos y una poderosa patada de pecho, la hicieron ideal para esta disciplina.

Además, Stefanía se sintió atraída por los desafíos técnicos y estratégicos que presenta el estilo de pecho, donde la coordinación entre la brazada y la patada es crucial para el éxito. Su dedicación y constante búsqueda de perfección la llevaron a enfocarse en esta modalidad, convirtiéndose en una de las mejores nadadoras de pecho del país.

Sus aptitudes

Stefanía Gómez Hurtado se distingue por una serie de aptitudes que la han llevado a destacarse en la natación a nivel nacional e internacional:

Técnica Depurada: Stefanía posee una técnica impecable en la modalidad de pecho, destacándose por su precisión en la coordinación de brazada y patada, así como por su excelente posición corporal en el agua.

Fuerza y Potencia: Su capacidad física le permite realizar movimientos poderosos y efectivos, especialmente en la patada de pecho, que es fundamental para su éxito en esta disciplina.

Flexibilidad y Agilidad: Su notable flexibilidad, particularmente en los tobillos, le permite realizar una patada de pecho más eficiente, mientras que su agilidad le ayuda a mantener una alta velocidad y eficacia en sus movimientos.

Resistencia: Stefanía ha desarrollado una gran resistencia cardiovascular, lo que le permite mantener un ritmo constante y competitivo durante toda la carrera, incluso en pruebas de larga distancia.

Disciplina y Ética de Trabajo: Es conocida por su dedicación y compromiso con el entrenamiento. Su ética de trabajo es ejemplar, siempre buscando perfeccionar su técnica y mejorar su rendimiento.

Capacidad de Adaptación: Stefanía se adapta rápidamente a diferentes condiciones de competencia y es capaz de ajustar su estrategia según sea necesario, lo que le permite sobresalir en diversas situaciones.

Mentalidad Competitiva: Su enfoque mental y determinación para ganar son notables. Tiene una fuerte mentalidad competitiva que le permite mantenerse concentrada y motivada, incluso en momentos de alta presión.

Trabajo en Equipo: Aunque la natación es un deporte individual, Stefania también destaca en las competencias de relevos, donde su capacidad para trabajar en equipo y coordinarse con sus compañeras es crucial para el éxito del grupo.

En dos semanas Stefanía estará en París compitiendo en la modalidad de los 100 metros pecho. Su gran sueño se estará cumpliendo y cuando se lance a la piscina estará buscando otro, el más difícil: alcanzar las rondas semifinales, aunque ya todo el país sabe que con sólo estar allí, la tarea se cumplió. 

sos/gmg

Sigue leyendo